El Museo de Arte Contemporáneo Mayte Spinola recibe Tres Obras del Pintor D. Julio Gómez Biedma:
Lunes, 18 de Marzo de 2013 11:55

El Museo Mayte Spinola de Marmolejo esta de enhorabuena. El pintor  D. Julio Gomez Biedma ha donado tres de su obras a nuestro Museo. Las obras denominadas “Formas de mariposa, ¿inventadas?”, “Tenia una imaginación desbordante” e “Imitando a los pájaros exóticos”, muestran su estilo pictórico.

Julio Gómez Biedma es madrileño de nacimiento. Reside en la zona de Navalcarnero, en su casona-estudio-museo, rodeado de docenas de cuadros, producto de su incansable búsqueda de “lo distinto”.

De edad avanzada, pero, modernísimo en sus originales y muy trabajadas obras pictóricas. Su personalidad y el uso impactante del color, junto a su invento de la “pintura en franja”, hacen sus cuadros distinguibles y singulares.

Su origen es humilde. Como consecuencia de la guerra civil en España, empezó el colegio a los 9 años. En su época de juventud, entre los 15 y 18, asistió a clases nocturnas en una Escuela Municipal de Madrid, siendo discípulo del gran grabador Luis Alegre. Consiguió primeros premios en dibujo y pintura y ganó una beca de materiales en adversa situación familiar y económica. En esta etapa, todo lo pictórico que realizó fue de carácter naturalista y académico.

Volvió a pintar en su jubilación, después de 40 años trabajando en banca, con más fuerza, si cabe, que en su juventud por “necesidad vital” y porque no había perdido contacto con toda clase de acontecimientos artísticos. Actualmente está satisfecho de haber realizado en la madurez, lo que de joven no pudo por absoluta falta de recursos.

“Los pintores que más admiro son Velázquez y Goya, y especialmente Joaquín Sorolla y Pablo Picasso, cada uno en su época”. “En mis obras sólo utilizo óleo y en bastante cantidad. No me gustan los trapos, papeles, fotos, etc. pegados a los cuadros”. “Pinto mucha naturaleza imaginada, y frases que leo y me gustan e interpreto en color”.

En los últimos 20 años, ha realizado un enorme trabajo que ha exhibido, sobre todo en Madrid, en exposiciones individuales y colectivas de Círculos y Galerías de Arte, Bancos y Cajas de Ahorros, Casas de Cultura, etc., observándose en sus cuadros, sean más o menos realistas o abstractos, su fuerte técnica, brava textura y mucha originalidad y atractivo. Su obra es colorista, impactante, atrevida y atrayente.

Ahora, su principal deseo es ver sus cuadros colgados en museos: donar sus pinturas (unas 100) que están ubicadas en el estudio de su casa y que se pueden visitar, previa llamada. Ya hay dos museos que exhiben su obra y varios que están interesados en recibirla, decisión que sopesa el artista.